Due diligence: Asegura el retorno de tus proyectos FV

Due diligence: Asegura el retorno de tus proyectos FV

La producción de energía de un proyecto solar, está  asociada a  incertidumbre y fiabilidad, las cuales varían durante su ciclo de vida. Antes de la construcción, algunos factores claves son: la proyección de radiación(TMY), presupuesto y plazos de EPC y el plan de Operación y mantenimiento, entre otros. Por otro lado, para una planta construida, el plan de Operación y Mantenimiento es clave, y permitirá que por 20 años, el negocio siga siendo rentable. 

¿Como podemos estar seguros que la planta está en condiciones de producir lo que proyectamos para los próximos 2 a 5 años?. 

No obstante, ¿Como podemos estar seguros que la planta está en condiciones de producir lo que proyectamos para los próximos 2 a 5 años?.  En algunos casos, hemos asistido a clientes que se encuentran en la siguiente situación: ”Mi proyecto esta nuevo, no está generando lo esperado, y no se porque”.

Para resolver estos problemas, es que existe el servicio de Due Diligence”(DD) o debida diligencia.  A partir de él, se determina la condición real de los equipos y partes de la planta solar. Se suele hacer luego de la construcción, o en forma periódica (una vez al año) para validar la capacidad productiva de la planta durante su vida útil.

El DD de un sistema solar habitualmente considera una inspección termográfica de los módulos, ya sea mediante vuelo de dron o con equipos manuales. Esto permite determinar módulos dañados por distintas circunstancias. Adicionalmente, en caso de requerir una caracterización más detallada de los strings y/o módulos, las pruebas de curvas IV permiten medir las pérdidas de rendimiento en el arreglo e incluso la degradación natural por año de uso.

Complementariamente, se puede obtener un análisis de rendimiento histórico de una planta solar. Este se elabora a partir de los datos de operación, ambientales y las actividades de mantenimiento. Si bien esto no determina la condición real de cada una de las partes del sistema, reporta el impacto que han tenido las actividades de mantenimiento en la producción, y cuánto se podría mejorar a futuro.

Si bien es posible utilizar distintos procedimientos y tecnologías, el fin es el mismo en todos los casos: identificar las causas de las discordancia en la producción. A partir de esto, es posible corregir con acciones inmediatas los activos con problemas, o los procedimientos incorrectos. Para así, recuperar la producción lo antes posible.

Si te interesa saber más o crees necesitar un servicio de DD, envíanos un correo [email protected]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *