Planes de mantenimiento de plantas solares: ¿prevenir, corregir o predecir?

Planes de mantenimiento de plantas solares: ¿prevenir, corregir o predecir?

El mantenimiento regular es una tarea indispensable para los sistemas fotovoltaicos (FV) para asegurar una operación segura, alta disponibilidad y un alto rendimiento de las instalaciones fotovoltaicas. A través de tareas y estrategias de operación y mantenimiento (O&M) se busca maximizar la generación de energía, evitar tiempos de inactividad, disminuir fallas, evitar las fallas más costos y aumentar la vida útil de la planta fotovoltaica. Una planta fotovoltaica puede tener equipos instalados de alta calidad, pero sin un plan de mantenimiento regular y adecuado a las condiciones del entorno en el que se instala, no es posible garantizar la funcionalidad, confiabilidad y seguridad de los sistemas. El plan de mantenimiento de la planta solar depende de las condiciones ambientales del lugar en que se instala la operación y los equipos instalados. Es por esto que no es posible generar un plan de mantenimiento que aplique a todos los proyectos existentes, no obstante, es posible contar con buenas prácticas de operación y mantenimiento que aplican a una amplia variedad de proyectos. A continuación se explican en detalle los tipos de mantenimiento para sistemas fotovoltaicos

  • Plan de mantenimiento preventivo:

Busca evitar o mitigar las consecuencias de las fallas de los equipos y del sistema fotovoltaico y así aumentar su disponibilidad, limitar los costos y aumentar la vida útil de un sistema FV por medio de limpieza frecuente de los módulos e inversores, asimismo, la constante vigilancia del sistema de alarma en los inversores ayuda en la prevención de futuras fallas en las plantas solares. El mantenimiento preventivo se debe balancear de manera tal que sus costos no sobrepasen a sus beneficios. Los protocolos de mantenimiento preventivo dependen del sistema, tamaño, diseño y entorno. Las condiciones ambientales que afectan el mantenimiento incluyen: humedad, temperatura, nieve, polen, población de aves, ambientes marinos, altos niveles de viento, emisiones industriales o polvo causado por agricultura o construcciones cercanas.

  • Plan de mantenimiento correctivo:

Corresponde a todas las operaciones de reparación o sustitución de aquellas partes o componentes necesarios para que el sistema funcione de manera correcta durante su vida útil. Aunque el objetivo del mantenimiento preventivos es reducir la necesidad de reparaciones inesperadas, es importante conocer los procedimientos de este par poder hacer frente a situaciones que requieran de acciones inmediatas, de tal forma que se reduzcan los costos asociados al tiempo de inactividad no planificado del sistema o la reducción en la generación. La fallas más comunes en los sistemas fotovoltaicos se presentan en los inversores y representan aproximadamente el 50% de los costos totales de mantenimiento de los sistemas FV.

  • Plan de mantenimiento predictivo:

El mantenimiento predictivo es la práctica de usar, mediante el proceso de monitoreo y obtención de datos del funcionamiento de la planta solar, información en tiempo real de los paneles (módulos e inversores) y las condiciones ambientales que influyen en su funcionamiento, para llevar a cabo medidas preventivas como limpieza, o mantenimientos correctivos anticipándose a fallas o encontrandolas tempranamente.Su objetivo es disminuir la frecuencia de las medidas preventivas, reduciendo el impacto en los costos del mantenimiento correctivo. En SolarTracker nos especializamos en la medición de variables y obtención de datos en tiempo real del funcionamiento de la planta solar. La adquisición remota de datos identifica cuando la planta solar opera fuera de su condición esperada lo que nos permite detectar con anticipación el deterioro de los componentes y corregir las fallas de manera rápida y oportuna. Además, generamos reportes con indicadores clave y sugerencias para realizar un mantenimiento óptimo y así maximizar el rendimiento de las plantas solares.

El mantenimiento regular es una tarea indispensable para los sistemas fotovoltaicos (FV) para asegurar una operación segura, alta disponibilidad y un alto rendimiento de las instalaciones fotovoltaicas. A través de tareas y estrategias de operación y mantenimiento (O&M) se busca maximizar la generación de energía, evitar tiempos de inactividad, disminuir fallas, evitar las fallas más costos y aumentar la vida útil de la planta fotovoltaica. Una planta fotovoltaica puede tener equipos instalados de alta calidad, pero sin un plan de mantenimiento regular y adecuado a las condiciones del entorno en el que se instala, no es posible garantizar la funcionalidad, confiabilidad y seguridad de los sistemas. El plan de mantenimiento de la planta solar depende de las condiciones ambientales del lugar en que se instala la operación y los equipos instalados. Es por esto que no es posible generar un plan de mantenimiento que aplique a todos los proyectos existentes, no obstante, es posible contar con buenas prácticas de operación y mantenimiento que aplican a una amplia variedad de proyectos. A continuación se explican en detalle los tipos de mantenimiento para sistemas fotovoltaicos

  • Plan de mantenimiento preventivo:

Busca evitar o mitigar las consecuencias de las fallas de los equipos y del sistema fotovoltaico y así aumentar su disponibilidad, limitar los costos y aumentar la vida útil de un sistema FV por medio de limpieza frecuente de los módulos e inversores, asimismo, la constante vigilancia del sistema de alarma en los inversores ayuda en la prevención de futuras fallas en las plantas solares. El mantenimiento preventivo se debe balancear de manera tal que sus costos no sobrepasen a sus beneficios. Los protocolos de mantenimiento preventivo dependen del sistema, tamaño, diseño y entorno. Las condiciones ambientales que afectan el mantenimiento incluyen: humedad, temperatura, nieve, polen, población de aves, ambientes marinos, altos niveles de viento, emisiones industriales o polvo causado por agricultura o construcciones cercanas.

  • Plan de mantenimiento correctivo:

Corresponde a todas las operaciones de reparación o sustitución de aquellas partes o componentes necesarios para que el sistema funcione de manera correcta durante su vida útil. Aunque el objetivo del mantenimiento preventivos es reducir la necesidad de reparaciones inesperadas, es importante conocer los procedimientos de este par poder hacer frente a situaciones que requieran de acciones inmediatas, de tal forma que se reduzcan los costos asociados al tiempo de inactividad no planificado del sistema o la reducción en la generación. La fallas más comunes en los sistemas fotovoltaicos se presentan en los inversores y representan aproximadamente el 50% de los costos totales de mantenimiento de los sistemas FV.

  • Plan de mantenimiento predictivo:

El mantenimiento predictivo es la práctica de usar, mediante el proceso de monitoreo y obtención de datos del funcionamiento de la planta solar, información en tiempo real de los paneles (módulos e inversores) y las condiciones ambientales que influyen en su funcionamiento, para llevar a cabo medidas preventivas como limpieza, o mantenimientos correctivos anticipándose a fallas o encontrandolas tempranamente.Su objetivo es disminuir la frecuencia de las medidas preventivas, reduciendo el impacto en los costos del mantenimiento correctivo. En SolarTracker nos especializamos en la medición de variables y obtención de datos en tiempo real del funcionamiento de la planta solar. La adquisición remota de datos identifica cuando la planta solar opera fuera de su condición esperada lo que nos permite detectar con anticipación el deterioro de los componentes y corregir las fallas de manera rápida y oportuna. Además, generamos reportes con indicadores clave y sugerencias para realizar un mantenimiento óptimo y así maximizar el rendimiento de las plantas solares.

El mantenimiento regular es una tarea indispensable para los sistemas fotovoltaicos (FV) para asegurar una operación segura, alta disponibilidad y un alto rendimiento de las instalaciones fotovoltaicas. A través de tareas y estrategias de operación y mantenimiento (O&M) se busca maximizar la generación de energía, evitar tiempos de inactividad, disminuir fallas, evitar las fallas más costos y aumentar la vida útil de la planta fotovoltaica. Una planta fotovoltaica puede tener equipos instalados de alta calidad, pero sin un plan de mantenimiento regular y adecuado a las condiciones del entorno en el que se instala, no es posible garantizar la funcionalidad, confiabilidad y seguridad de los sistemas. El plan de mantenimiento de la planta solar depende de las condiciones ambientales del lugar en que se instala la operación y los equipos instalados. Es por esto que no es posible generar un plan de mantenimiento que aplique a todos los proyectos existentes, no obstante, es posible contar con buenas prácticas de operación y mantenimiento que aplican a una amplia variedad de proyectos. A continuación se explican en detalle los tipos de mantenimiento para sistemas fotovoltaicos

  • Plan de mantenimiento preventivo:

Busca evitar o mitigar las consecuencias de las fallas de los equipos y del sistema fotovoltaico y así aumentar su disponibilidad, limitar los costos y aumentar la vida útil de un sistema FV por medio de limpieza frecuente de los módulos e inversores, asimismo, la constante vigilancia del sistema de alarma en los inversores ayuda en la prevención de futuras fallas en las plantas solares. El mantenimiento preventivo se debe balancear de manera tal que sus costos no sobrepasen a sus beneficios. Los protocolos de mantenimiento preventivo dependen del sistema, tamaño, diseño y entorno. Las condiciones ambientales que afectan el mantenimiento incluyen: humedad, temperatura, nieve, polen, población de aves, ambientes marinos, altos niveles de viento, emisiones industriales o polvo causado por agricultura o construcciones cercanas.

  • Plan de mantenimiento correctivo:

Corresponde a todas las operaciones de reparación o sustitución de aquellas partes o componentes necesarios para que el sistema funcione de manera correcta durante su vida útil. Aunque el objetivo del mantenimiento preventivos es reducir la necesidad de reparaciones inesperadas, es importante conocer los procedimientos de este par poder hacer frente a situaciones que requieran de acciones inmediatas, de tal forma que se reduzcan los costos asociados al tiempo de inactividad no planificado del sistema o la reducción en la generación. La fallas más comunes en los sistemas fotovoltaicos se presentan en los inversores y representan aproximadamente el 50% de los costos totales de mantenimiento de los sistemas FV.

  • Plan de mantenimiento predictivo:

El mantenimiento predictivo es la práctica de usar, mediante el proceso de monitoreo y obtención de datos del funcionamiento de la planta solar, información en tiempo real de los paneles (módulos e inversores) y las condiciones ambientales que influyen en su funcionamiento, para llevar a cabo medidas preventivas como limpieza, o mantenimientos correctivos anticipándose a fallas o encontrandolas tempranamente.Su objetivo es disminuir la frecuencia de las medidas preventivas, reduciendo el impacto en los costos del mantenimiento correctivo. En SolarTracker nos especializamos en la medición de variables y obtención de datos en tiempo real del funcionamiento de la planta solar. La adquisición remota de datos identifica cuando la planta solar opera fuera de su condición esperada lo que nos permite detectar con anticipación el deterioro de los componentes y corregir las fallas de manera rápida y oportuna. Además, generamos reportes con indicadores clave y sugerencias para realizar un mantenimiento óptimo y así maximizar el rendimiento de las plantas solares.

También te puede interesar



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *