Energía renovable en Chile: impulsando el uso de la energía solar

Energía renovable en Chile: impulsando el uso de la energía solar

En los ultimos años, el Estado de Chile ha impulsado políticas públicas trascendentales en cuanto al uso de energías renovables a lo largo del país con el objetivo de disminuir los costos de la energía y reducir las emisiones de CO2. Para alcanzar esta meta existen diferentes programas y proyectos destinados a las ERNC (eólica, pequeña hidroeléctrica, biomasa, biogás, geotermia, energía solar y de los mares).

Gracias a esto y según indica la última versión del “Climatescope 2018”¹ Chile se posiciona como en el primer lugar a nivel mundial en inversión de energías renovables. Chile destaca principalmente por la inversión récord en proyectos de Energía Renovable no Convencional (ERNC), la cual ha aumentado en 1,9 mil millones de dólares en sólo un año, saltando de 1,3 mil millones de dólares de inversión en 2014 a 3,2 mil millones de dólares en 2015.

En particular, se ha impulsado el uso de energía solar, esto gracias a que Chile posee la radiación solar más alta del mundo. El Ministerio de Energía busca aprovechar esta grandiosa fuente de poder ejecutando el Programa de “Techos Solares Públicos” que consiste en la implementación de sistemas fotovoltaicos en los techos de distintas instituciones públicas del Estado. Además, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo proporciona un Subsidio de Paneles Solares a personas pertenecientes a un tramo de hasta el 60% de calificación socioeconómica, a través de la instalación de paneles térmicos “para la calefacción de agua de consumo doméstico” y fotovoltaicos para generar ahorro en las cuentas de electricidad.

En particular, se ha impulsado el uso de energía solar, esto gracias a que Chile posee la radiación solar más alta del mundo. El Ministerio de Energía busca aprovechar esta grandiosa fuente de poder ejecutando el Programa de “Techos Solares Públicos” que consiste en la implementación de sistemas fotovoltaicos en los techos de distintas instituciones públicas del Estado. Además, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo proporciona un Subsidio de Paneles Solares a personas pertenecientes a un tramo de hasta el 60% de calificación socioeconómica, a través de la instalación de paneles térmicos “para la calefacción de agua de consumo doméstico” y fotovoltaicos para generar ahorro en las cuentas de electricidad. Según estudios, el consumo promedio de energía de un residente de la Región Metropolitana corresponde a 245 kWh (kilowatt hora) al mes, por lo que instalar 1 kWp (kilowatt peak o kilowatt potencia de paneles fotovoltaicos) se puede reducir cerca de un 50% del consumo sus requerimientos eléctricos ya que posee la capacidad de producir al menos 125 kWh mensual. Se estima que recuperar este tipo de inversión, tarda al menos 8 años.

La política nacional de energía a 2050, pretende alcanzar el 70% de la generación con energías renovables. Además, una de las metas es que al año 2035 Chile se convierta en exportador de tecnología y servicios para la industria solar.


1 http://global-climatescope.org/results
  http://global-climatescope.org/assets/data/reports/climatescope-2018-report-en.pdf
  http://www.energia.gob.cl/sites/default/files/hoja_de_ruta_cc_e2050.pdf

En los ultimos años, el Estado de Chile ha impulsado políticas públicas trascendentales en cuanto al uso de energías renovables a lo largo del país con el objetivo de disminuir los costos de la energía y reducir las emisiones de CO2. Para alcanzar esta meta existen diferentes programas y proyectos destinados a las ERNC (eólica, pequeña hidroeléctrica, biomasa, biogás, geotermia, energía solar y de los mares).

Gracias a esto y según indica la última versión del “Climatescope 2018”¹ Chile se posiciona como en el primer lugar a nivel mundial en inversión de energías renovables. Chile destaca principalmente por la inversión récord en proyectos de Energía Renovable no Convencional (ERNC), la cual ha aumentado en 1,9 mil millones de dólares en sólo un año, saltando de 1,3 mil millones de dólares de inversión en 2014 a 3,2 mil millones de dólares en 2015.

En particular, se ha impulsado el uso de energía solar, esto gracias a que Chile posee la radiación solar más alta del mundo. El Ministerio de Energía busca aprovechar esta grandiosa fuente de poder ejecutando el Programa de “Techos Solares Públicos” que consiste en la implementación de sistemas fotovoltaicos en los techos de distintas instituciones públicas del Estado. Además, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo proporciona un Subsidio de Paneles Solares a personas pertenecientes a un tramo de hasta el 60% de calificación socioeconómica, a través de la instalación de paneles térmicos “para la calefacción de agua de consumo doméstico” y fotovoltaicos para generar ahorro en las cuentas de electricidad.

En particular, se ha impulsado el uso de energía solar, esto gracias a que Chile posee la radiación solar más alta del mundo. El Ministerio de Energía busca aprovechar esta grandiosa fuente de poder ejecutando el Programa de “Techos Solares Públicos” que consiste en la implementación de sistemas fotovoltaicos en los techos de distintas instituciones públicas del Estado. Además, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo proporciona un Subsidio de Paneles Solares a personas pertenecientes a un tramo de hasta el 60% de calificación socioeconómica, a través de la instalación de paneles térmicos “para la calefacción de agua de consumo doméstico” y fotovoltaicos para generar ahorro en las cuentas de electricidad. Según estudios, el consumo promedio de energía de un residente de la Región Metropolitana corresponde a 245 kWh (kilowatt hora) al mes, por lo que instalar 1 kWp (kilowatt peak o kilowatt potencia de paneles fotovoltaicos) se puede reducir cerca de un 50% del consumo sus requerimientos eléctricos ya que posee la capacidad de producir al menos 125 kWh mensual. Se estima que recuperar este tipo de inversión, tarda al menos 8 años.

La política nacional de energía a 2050, pretende alcanzar el 70% de la generación con energías renovables. Además, una de las metas es que al año 2035 Chile se convierta en exportador de tecnología y servicios para la industria solar.


1 http://global-climatescope.org/results
  http://global-climatescope.org/assets/data/reports/climatescope-2018-report-en.pdf
  http://www.energia.gob.cl/sites/default/files/hoja_de_ruta_cc_e2050.pdf

En los ultimos años, el Estado de Chile ha impulsado políticas públicas trascendentales en cuanto al uso de energías renovables a lo largo del país con el objetivo de disminuir los costos de la energía y reducir las emisiones de CO2. Para alcanzar esta meta existen diferentes programas y proyectos destinados a las ERNC (eólica, pequeña hidroeléctrica, biomasa, biogás, geotermia, energía solar y de los mares).

Gracias a esto y según indica la última versión del “Climatescope 2018”¹ Chile se posiciona como en el primer lugar a nivel mundial en inversión de energías renovables. Chile destaca principalmente por la inversión récord en proyectos de Energía Renovable no Convencional (ERNC), la cual ha aumentado en 1,9 mil millones de dólares en sólo un año, saltando de 1,3 mil millones de dólares de inversión en 2014 a 3,2 mil millones de dólares en 2015.

En particular, se ha impulsado el uso de energía solar, esto gracias a que Chile posee la radiación solar más alta del mundo. El Ministerio de Energía busca aprovechar esta grandiosa fuente de poder ejecutando el Programa de “Techos Solares Públicos” que consiste en la implementación de sistemas fotovoltaicos en los techos de distintas instituciones públicas del Estado. Además, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo proporciona un Subsidio de Paneles Solares a personas pertenecientes a un tramo de hasta el 60% de calificación socioeconómica, a través de la instalación de paneles térmicos “para la calefacción de agua de consumo doméstico” y fotovoltaicos para generar ahorro en las cuentas de electricidad.

En particular, se ha impulsado el uso de energía solar, esto gracias a que Chile posee la radiación solar más alta del mundo. El Ministerio de Energía busca aprovechar esta grandiosa fuente de poder ejecutando el Programa de “Techos Solares Públicos” que consiste en la implementación de sistemas fotovoltaicos en los techos de distintas instituciones públicas del Estado. Además, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo proporciona un Subsidio de Paneles Solares a personas pertenecientes a un tramo de hasta el 60% de calificación socioeconómica, a través de la instalación de paneles térmicos “para la calefacción de agua de consumo doméstico” y fotovoltaicos para generar ahorro en las cuentas de electricidad. Según estudios, el consumo promedio de energía de un residente de la Región Metropolitana corresponde a 245 kWh (kilowatt hora) al mes, por lo que instalar 1 kWp (kilowatt peak o kilowatt potencia de paneles fotovoltaicos) se puede reducir cerca de un 50% del consumo sus requerimientos eléctricos ya que posee la capacidad de producir al menos 125 kWh mensual. Se estima que recuperar este tipo de inversión, tarda al menos 8 años.

La política nacional de energía a 2050, pretende alcanzar el 70% de la generación con energías renovables. Además, una de las metas es que al año 2035 Chile se convierta en exportador de tecnología y servicios para la industria solar.


1 http://global-climatescope.org/results
  http://global-climatescope.org/assets/data/reports/climatescope-2018-report-en.pdf
  http://www.energia.gob.cl/sites/default/files/hoja_de_ruta_cc_e2050.pdf

También te puede interesar



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *