Ley Netbilling (Generación Distribuida)

Ley Netbilling (Generación Distribuida)

Chile es un país privilegiado con gran potencial en Energías Renovables no Convencionales y con altas posibilidades de hacer uso más eficiente de las diferentes energías. Para esto, el Ministerio de Energía del Gobierno de Chile, puso en vigencia la Ley 20.571 en octubre del 2014, conocida también como Netbilling o Generación Distribuida, y la modifica posteriormente en noviembre de 2018 con la Ley 21.118, mejorando así las garantías entregadas inicialmente.

La Ley 20.571 otorga el derecho a los clientes de las empresas distribuidoras a generar su propia energía, autoconsumirla y además, vender los excedentes generados a un precio regulado. Estos sistemas de generación están limitados hasta 100 kW nominales y además funcionar en base a Energías Renovables o de Cogeneración Eficiente, como por ejemplo sistemas fotovoltaicos, eólicos e hidráulicos.

En particular, los paneles fotovoltaicos permiten generar energía que sirve de autoconsumo, bajo esta perspectiva, la ley 20.571 permite inyectar la electricidad que no se ha utilizado a la red eléctrica, la cual será registrada mediante un medidor adecuado. La energía que ha sido inyectada puede ser utilizada en la noche, de lo contrario ésta será valorizada y descontada de la cuenta por suministro eléctrico.

Los sistemas de generación eléctrica que se rigen bajo esta ley deben ser registrados en la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) para que su instalación sea fiscalizada y luego autorizada según el cumplimiento de los requerimientos técnicos. Según datos de la institución, son 1.783 instalaciones declaradas en SEC, equivalentes a 11.7 MW a noviembre de 2017.

Desde noviembre de 2018, la Ley 21.118 modifica la Ley general de Servicios Eléctricos con el fin de incentivar el desarrollo de generadoras residenciales. La modificación principal de esta ley es el aumento de potencia nominal aceptada, alcanzando los 300 kW nominales, esto entrega mayores garantías a los consumidores:

  • Traspaso de excedente a otra dirección que esté dentro de la concesión de la misma distribuidora eléctrica.
  • Descuento de los excedentes a la boleta será para todos los cargos de la distribuidora, no solamente a la energía consumida.
  • Sistemas de generación eléctrica para autoconsumo en comunidades o propiedades conjuntas.

 

Para el 2019, se espera una propuesta de reforma a la distribución. El Ministerio de Energía está afinando los planteamientos conceptuales para la nueva normativa y anunció que esta fase inicial estará lista marzo, según se informó en el Seminario Nueva Distribución Eléctrica en Chile, en el que se abordaron y debatieron los parámetros para la nueva propuesta regulatoria cuyo objetivo principal es mejorar la calidad del servicio de distribución al cliente.

Los principales temas que busca abordar la nueva propuesta de distribución son:

  • Seguridad y calidad del servicio
  • Tarifa eficiente y competitiva
  • Desarrollo sostenible y armónico
  • Eficiencia energética, flexibles y nuevos negocios
  • Protección al usuario, seguridad, simplicidad y transparencia

 

La propuesta final, que dará vida al proyecto de ley que se enviará al Congreso, espera estar lista en el tercer trimestre de este año.

Chile es un país privilegiado con gran potencial en Energías Renovables no Convencionales y con altas posibilidades de hacer uso más eficiente de las diferentes energías. Para esto, el Ministerio de Energía del Gobierno de Chile, puso en vigencia la Ley 20.571 en octubre del 2014, conocida también como Netbilling o Generación Distribuida, y la modifica posteriormente en noviembre de 2018 con la Ley 21.118, mejorando así las garantías entregadas inicialmente.

La Ley 20.571 otorga el derecho a los clientes de las empresas distribuidoras a generar su propia energía, autoconsumirla y además, vender los excedentes generados a un precio regulado. Estos sistemas de generación están limitados hasta 100 kW nominales y además funcionar en base a Energías Renovables o de Cogeneración Eficiente, como por ejemplo sistemas fotovoltaicos, eólicos e hidráulicos.

En particular, los paneles fotovoltaicos permiten generar energía que sirve de autoconsumo, bajo esta perspectiva, la ley 20.571 permite inyectar la electricidad que no se ha utilizado a la red eléctrica, la cual será registrada mediante un medidor adecuado. La energía que ha sido inyectada puede ser utilizada en la noche, de lo contrario ésta será valorizada y descontada de la cuenta por suministro eléctrico.

Los sistemas de generación eléctrica que se rigen bajo esta ley deben ser registrados en la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) para que su instalación sea fiscalizada y luego autorizada según el cumplimiento de los requerimientos técnicos. Según datos de la institución, son 1.783 instalaciones declaradas en SEC, equivalentes a 11.7 MW a noviembre de 2017.

Desde noviembre de 2018, la Ley 21.118 modifica la Ley general de Servicios Eléctricos con el fin de incentivar el desarrollo de generadoras residenciales. La modificación principal de esta ley es el aumento de potencia nominal aceptada, alcanzando los 300 kW nominales, esto entrega mayores garantías a los consumidores:

  • Traspaso de excedente a otra dirección que esté dentro de la concesión de la misma distribuidora eléctrica.
  • Descuento de los excedentes a la boleta será para todos los cargos de la distribuidora, no solamente a la energía consumida.
  • Sistemas de generación eléctrica para autoconsumo en comunidades o propiedades conjuntas.

 

Para el 2019, se espera una propuesta de reforma a la distribución. El Ministerio de Energía está afinando los planteamientos conceptuales para la nueva normativa y anunció que esta fase inicial estará lista marzo, según se informó en el Seminario Nueva Distribución Eléctrica en Chile, en el que se abordaron y debatieron los parámetros para la nueva propuesta regulatoria cuyo objetivo principal es mejorar la calidad del servicio de distribución al cliente.

Los principales temas que busca abordar la nueva propuesta de distribución son:

  • Seguridad y calidad del servicio
  • Tarifa eficiente y competitiva
  • Desarrollo sostenible y armónico
  • Eficiencia energética, flexibles y nuevos negocios
  • Protección al usuario, seguridad, simplicidad y transparencia

 

La propuesta final, que dará vida al proyecto de ley que se enviará al Congreso, espera estar lista en el tercer trimestre de este año.

Chile es un país privilegiado con gran potencial en Energías Renovables no Convencionales y con altas posibilidades de hacer uso más eficiente de las diferentes energías. Para esto, el Ministerio de Energía del Gobierno de Chile, puso en vigencia la Ley 20.571 en octubre del 2014, conocida también como Netbilling o Generación Distribuida, y la modifica posteriormente en noviembre de 2018 con la Ley 21.118, mejorando así las garantías entregadas inicialmente.

La Ley 20.571 otorga el derecho a los clientes de las empresas distribuidoras a generar su propia energía, autoconsumirla y además, vender los excedentes generados a un precio regulado. Estos sistemas de generación están limitados hasta 100 kW nominales y además funcionar en base a Energías Renovables o de Cogeneración Eficiente, como por ejemplo sistemas fotovoltaicos, eólicos e hidráulicos.

En particular, los paneles fotovoltaicos permiten generar energía que sirve de autoconsumo, bajo esta perspectiva, la ley 20.571 permite inyectar la electricidad que no se ha utilizado a la red eléctrica, la cual será registrada mediante un medidor adecuado. La energía que ha sido inyectada puede ser utilizada en la noche, de lo contrario ésta será valorizada y descontada de la cuenta por suministro eléctrico.

Los sistemas de generación eléctrica que se rigen bajo esta ley deben ser registrados en la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) para que su instalación sea fiscalizada y luego autorizada según el cumplimiento de los requerimientos técnicos. Según datos de la institución, son 1.783 instalaciones declaradas en SEC, equivalentes a 11.7 MW a noviembre de 2017.

Desde noviembre de 2018, la Ley 21.118 modifica la Ley general de Servicios Eléctricos con el fin de incentivar el desarrollo de generadoras residenciales. La modificación principal de esta ley es el aumento de potencia nominal aceptada, alcanzando los 300 kW nominales, esto entrega mayores garantías a los consumidores:

  • Traspaso de excedente a otra dirección que esté dentro de la concesión de la misma distribuidora eléctrica.
  • Descuento de los excedentes a la boleta será para todos los cargos de la distribuidora, no solamente a la energía consumida.
  • Sistemas de generación eléctrica para autoconsumo en comunidades o propiedades conjuntas.

 

Para el 2019, se espera una propuesta de reforma a la distribución. El Ministerio de Energía está afinando los planteamientos conceptuales para la nueva normativa y anunció que esta fase inicial estará lista marzo, según se informó en el Seminario Nueva Distribución Eléctrica en Chile, en el que se abordaron y debatieron los parámetros para la nueva propuesta regulatoria cuyo objetivo principal es mejorar la calidad del servicio de distribución al cliente.

Los principales temas que busca abordar la nueva propuesta de distribución son:

  • Seguridad y calidad del servicio
  • Tarifa eficiente y competitiva
  • Desarrollo sostenible y armónico
  • Eficiencia energética, flexibles y nuevos negocios
  • Protección al usuario, seguridad, simplicidad y transparencia

 

La propuesta final, que dará vida al proyecto de ley que se enviará al Congreso, espera estar lista en el tercer trimestre de este año.

También te puede interesar



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *